El mundo del automóvil tiene a veces mucha desinformación. Mucha gente directamente desconoce que existen coches que montan en su motor una cadena en vez de correa de distribución. En taller mecánico Hortaleza, aparte de ejecutar el mantenimiento y reparaciones de estos elementos, vamos a explicar qué es cada tipo y sus ventajas e inconvenientes.

Primeramente, hablemos de lo que es una cadena o una correa de distribución. Una cadena es la formada por eslabones, como puede ser una cadena de una bicicleta, pero fabricada con materiales de aleación, que le proporcionan una mayor resistencia y durabilidad. Una correa es una tira hecha de caucho, goma y nylon que en su parte interior tiene unas líneas en lugar de los piñones de las cadenas para poder acoplarse a las poleas del motor.

En el taller mecánico Hortaleza se puede ejecutar el mantenimiento de estos elementos, que vamos a explicarte en qué consisten dependiendo de si es una cadena o una correa.

El mantenimiento en una cadena de distribución se dice que es nulo, que aguantan lo que aguante el motor, pero esa afirmación no es del todo cierta. Y es que a una cadena se le deben comprobar y apretar los tensores si es necesario, ya que este tipo de distribución sufre mucho a altas revoluciones o en coches de reparto con acelerones y paradas constantes.

En una correa la durabilidad es más corta (desde 12.000 a 80.000 km) pero el coste de fabricación es más barato y hace menos ruido al ser de goma. El mantenimiento consiste en cambiarla cuando indique el fabricante y, si es posible, mantenerla hidratada para que no sufra grietas antes de tiempo.

En Talleres F. Girón, S.L. estaremos encantados de reparar y mantener tu coche a punto. Ofrecemos una calidad máxima y un trato al cliente como se debe.